miércoles, 28 de agosto de 2013

Malditas ganas de hablarte...
Malditas ganas de escuchar tu voz...
Malditas sean las horas y kilómetros sin ti.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario