martes, 19 de noviembre de 2013


-Dime ¿Qué haré de mi vida cuando no te tenga?-
-Recordarme, mientras tu me recuerdes seguiré aquí.
Existirá un momento en el que te preguntarás el por qué de la muerte, en el que no podrás entender por qué ya no está aquí, como llorarle a nada y querer detener algo que tiene que pasar.
Le dirás cuanto la amabas,le llevarás flores,le llorarás y quizá las palabras solo sean para ti,las flores para las aves o terminarán marchitas, las lágrimas tan sólo mojaran tus mejillas, y ¿Qué? Si le lloras no volverá, si te lamentas de todo lo que no le dijiste o hiciste con ella cuando estaba viva, no,no despertarás de un sueño; la muerte es algo que llega inesperadamente, te lleva y sin equipaje.

Dicen que la muerte es un sueño profundo, si es así, no tendrá conciencia de nada,la vida seguirá su curso y no se detendrá a preguntarte por qué lloras,el tiempo pasará frente a tus ojos sin secar tus lágrimas, esta vida siempre será preludio a algo desconocido, los muertos no vienen seguido a contarnos que tal la están pasando, ni a decirnos que estaban bonitas las flores.

El alma día a día se libera, yo no se a donde va,la mia hoy está aquí, mañana quizá no. Todos nos iremos, la muerte no tendrá consideración por ninguno y un día seremos nada.

La verás dormir profundamente y te preguntarás ¿Qué haré de mi vida ahora?  Seguir, como siempre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario