viernes, 7 de marzo de 2014


Todas las noches viene a mi mente el recuerdo de aquel amor, no puedo dormir, las lágrimas humedecen las almohadas, me siento vacía, sola, tonta. Las horas pasan, las noches siguen trayendo consigo los recuerdos y con ellos se aproxima el dolor. Las estrellas no se ven y la luna se esconde detrás de las nubes. El dolor inunda  la noche y los recuerdos ensordecen mis oídos. No me responde el cuerpo y se me va el aire. Mi corazón sufre, mientras mi mente le reclama.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario