viernes, 15 de agosto de 2014

El olor de su piel quedo impregnado en mi ropa. Era casi como estar a su lado. Solo que no sentía sus brazos rodeando mi cintura.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario