miércoles, 3 de diciembre de 2014

Amaba la manera en la que sus ojos le daban luz a mi noche. La manera en la que me veía y acariciaba mi cabello lentamente. Amaba como lograba que me perdiera de mi y lo único que escuchaba era el sonido de su respiración y la mia en el lugar. Amaba la sensación de sus labios en mi piel y todo lo que decía su silencio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario