viernes, 5 de diciembre de 2014

Mis días son grises sin tu compañía. El sol no alumbra y la luna no aparece. El camino es interminable y desierto. El tiempo es eterno y la distancia sin fin.  El silencio es ensordecedor y el ruido inaudible. Las preguntas son inagotables y las respuestas nulas. Todo es inexplicable y nada tiene sentido. Los recuerdos son inmortales y el dolor es interminable.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario