lunes, 30 de noviembre de 2015

No importaba el tiempo que pasara entre los dos, tampoco la distancia. Siempre yo volvía a ti, como tu a mi.

lunes, 9 de noviembre de 2015

No te despidas. No quiero un "hasta mañana". Por favor no cuelgues el teléfono está vez, quiero escucharte aunque sea un poquito más, aunque sea tan sólo tu respiración. Quiero sentir que estoy donde estas, que tu voz viene a mi oído mientras me abrazas por detrás y me susurras todo lo que dices al teléfono. No cuelgues, quiero sentirte cerca aunque sea en mi imaginación.

lunes, 2 de noviembre de 2015

Perdóname si me encuentras llorando otra vez, es que tan sólo la idea de no verte en tanto tiempo me destroza lentamente hasta el día de su comienzo, todo el tiempo sin ti es una eternidad, y peor, es una eternidad sufrida.